La perfección convertida en pastel

 

En esta ocasión, entrevistamos a Lluís Pérez Pastisser, que nos acoge en su pastelería, situada en la C/Bonaire, 14. Con una seriedad y profesionalidad impolutas nos abre las puertas de su horno y su local, decorados de forma meticulosa y en perfecta armonía con la esencia de sus pasteles.

Lluís tiene muy claro el concepto que quiere transmitir con su trabajo. Mientras habla, apreciamos que es extremadamente perfeccionista, disciplinado y exigente con su oficio. Pero no se queda ahí, sino que va más allá y demuestra ser una persona preocupada por su entorno. Apuesta por la compra de productos locales, en mercados lo más cercanos a los payeses que cultivan las materias primas. A pesar de su futuro prometedor, Lluís no olvida sus raíces.

Sabe a dónde quiere ir, pero también de dónde viene.